miércoles, julio 20, 2005

Y seguro que ella sigue allí...


Wedding in Blood 5 (Fiancée Reddish Suit)

Hace tiempo, cuando yo era muy niña (8 o 9 años… más o menos la edad en la que empecé a jugar al rol…^^U), mi familia (es decir, mis padres mis dos hermanos y yo) decidimos ir de viaje y pasar un mes en tierras francesas. Por supuesto, una de las paradas de casi obligada visita (teniendo en cuenta de que yo era una niña loca por los dibujos animados… más o menos igual que ahora XD) era el parque temático conocido por aquel entonces como Eurodisney, en París.

Ni que decir tiene que aquella visita la disfruté, la viví y sentí como solo una niña pequeña puede sentirlo, alucinando con las atracciones, sintiéndome princesita en el castillo de la Bella Durmiente, llorando de emoción con las cabalgatas… vamos, mostrando la típica ilusión inocente de un cría que fue capaz de llevar durante todo ese día una diadema con las orejitas de Minnie sin ningún tipo de vergüenza. Pero hubo una atracción que vi con ojos distintos: el equivalente a la casa del terror en Eurodisney. No sentí ni miedo, ni congoja, simplemente me limité a mirar, con los ojos muy abiertos, todo lo que había a mi alrededor. La euforia de la niña pequeña se apagó momentáneamente, para verse sustituida por una profunda curiosidad.

La atracción en cuestión simplemente era la famosa Mansión Encantada de Eurodisney (ahora Disneyland), a partir de la cual se realizó, muchos años más tarde, la peli homónima protagonizada por Eddie Murphie. La mansión, por si alguien no la ha visto nunca, es una casa enorme, un típico castillo medieval oscuro rodeado de tumbas (de las cuales había dos que me llamaron mucho la atención, con lápidas inclinadas, formando un triángulo y que representaba a una pareja de amantes fallecidos) y árboles nudosos, en cuyo interior había diferentes salas. La primera de ellas se recorría a pie, y era como un enorme salón con tres (o cuatro, no lo recuerdo bien) cuadros con diferentes imágenes (las que más recuerdo son el de una chica en canoa y una pareja de picnic en el campo). En ese salón, se podía escuchar una voz en off hablando en francés. Obviamente, si había algún tipo de historia relacionada con los cuadros, yo no me enteré de ella. Se que me quedé mirando fijamente el cuadro de la chica en canoa. No se bien porqué, algo en el me llamó la atención.

Cuando la voz en off terminó de hablar, empezó entonces a reírse y apareció una figura en el techo, a la cual casi ni miré. Me quedé fijamente observando como los cuadros eran elevados, mostrando una parte oculta en la base de los mismos, en donde podía observarse una gran cascada a la que se estaba acercando la chica de la canoa, o una maraña de escorpiones correteando entre la comida del picnic. Y entonces, la sala quedó a oscuras. Y dejé de ver a la chica de la canoa. Pero ese cuadro siempre lo recordé.

La siguiente parte de la atracción consistía en ponerse por parejas o de tres en tres (o solos, claro…) en unos sillones que te llevaban por diferentes sitios de la mansión. Ahí sí que pasé algo de miedo… más que nada porque no sabía lo que me iba a encontrar (no es para tanto, tan solo es un espectáculo de luces, figuras y sombras).
Pero lo que realmente me tocó de esa mansión, fue la parte final, cuando los asientos nos dejaron y tuvimos que recorrer el resto del trayecto a pie hasta la salida. Poco antes del portón que conducía de nuevo al parque, habían unas rejas como de mazmorra. Yo me acerqué a ellas, y entonces fue cuando la ví.

No era más que un holograma, pero aquello era ya bastante para aquella época. Era una novia, una novia en el fondo de la mazmorra que miraba con ojos tristes a los visitantes que se iban. Ellos se iban, pero ella estaba condenada a permanecer dentro de la mazmorra. Y miraba suplicante con sus translúcidos ojos a aquellos que tenían la suerte de poder salir. Se que no es más que una chorrada, no era más que un elemento secundario de la atracción, pero a mi me impresionó mucho…

Años más tarde, cuando ya había cumplido los 14, regresé de nuevo a Disneyland Paris de viaje fin de curso. Un par de atracciones nuevas, un par de espectáculos y dos o tres cabalgatas como novedad… y la Mansión Encantada no había cambiado nada. Estaba igual a como la recordaba (cosa que invitaba a pensar en el menguante presupuesto del parque… pero yo lo ví como algo más… eemm… romántico XDDD). Incluso se conservaban las tumbas del cementerio y aquel par de lápidas inclinadas la una hacia la otra, (me paré en el mismo sitio en el que lo hice cinco o seis años atrás para verlas... ñeñe…). Me alegré de recordar todo el trayecto de la mansión al volver a pasar por su interior, de volver a ver aquel cuadro de la chica de la cascada (a la pareja del picnic ya ni la recordaba, pero al ver su imagen de nuevo me vino a la memoria) y los salones con los fantasmas bailando y todo eso… pero en realidad lo que esperaba ver era si la novia de la mazmorra, a la cual sí recordaba, seguía en su sitio.

Y en efecto, allí estaba. El mismo holograma. El mismo. Los mismos ojos tristes, el mismo traje raído y la misma pena transmitida. A ella si que la recordaba muy bien. Creo que en el aquel momento me entró la paranoia de que a lo mejor ella me recordaba a mi también... (lo se… es que soy así XD). En aquel momento pensé en varias historias que podía escribir sobre aquella novia de vida desgraciada, encerrada en una fría mazmorra, traicionada por su esposo y olvidada por los siglos en aquella celda… pero nunca escribí nada. Volví a España y la novia de la mansión se quedó en Francia.

El año pasado volví por tercera vez a la tierra francesa de viaje con mi hermana y una amiga, y nos tiramos tres días en un hotel de Disneyland. Tal y como esperaba, la mansión seguía allí. No habían construido ninguna otra atracción de miedo, con lo cual no tenía competencia (aunque el parque sí que se había renovado bastante). Allí seguía la pareja de lápidas y los cuadros con la chica de la cascada y la pareja del picnic de escorpiones. Lo único que había cambiado era el logotipo de la atracción, que con motivo del estreno de la peli de Eddie Murphy basada en esa atracción de La Mansión Encantada, habían puesto el rótulo de la portada a la entrada de la atracción (sí, ese verde...)
Pero hay cosas que nunca cambian… y pese a que habían avanzado muchas técnicas digitales, efectos con ordenador y sonido y demás, la Mansión Encantada seguía usando sus hologramas, sus luces y sus sombras (lo que seguía invitando a pensar sobre le presupuesto menguante... pero yo me alegré de que nada hubiese cambiado).

Y, de nuevo, encerrada en aquella mazmorra, cerca de la salida de la mansión, allí estaba de una vez más la novia. Igual. Exactamente igual a como la recordaba. Nunca he guardado en mi memoria una imagen de un recuerdo tan nítido, no al menos durante tanto tiempo. Una imagen que al volver a verla por tercera vez, volvió a su vez a encantarme con su mirada triste. Lo cierto es que noté que el holograma ya no era tan nítido, ni tan brillante, el vestido estaba más borroso y los ojos habían perdido el brillo. Pero era ella. Era la novia de la mazmorra que había visto por primera vez diez años atrás y que seguía allí, mirando como los visitantes salían de la mansión frente a los barrotes de su mazmorra…

Dos semanas después de volver de Francia, dibujé la primera ilustración de Wedding in Blood (The Wife), la cual enseñé (el boceto) en el Salón del Manga del año pasado. Más tarde vinieron las ilustraciones de la 2 a la 5 (Promise, Augury, Red Tears y Fiancée Reddish Suit), y próximamente terminaré la sexta, séptima y octava (Gothic Bride, Bloody Lagoon y Puppet)

Y… bueno, nunca había contado todo esto antes, pero mira por donde hoy me apetecía escribir algo y se me ocurrió contarlo. Wedding in Blood es en realidad un conjunto de ilustraciones que ronda en mi mente desde hace ya más de diez años. Hicieron falta tres visitas a la novia de la mazmorra para terminar de definir las ideas que se me pasaban por la mente al verla, pero al final he conseguido darles una especie de forma…o algo XD

17 comentarios:

Fëadraug dijo...

Sin palabras me he quedado ante esta experiencia. Así que la inspiración venía de hace ya mucho tiempo atrás...

Realmente, hay cosas que marcan a uno en la vida. Me alegra ver que, finalmente, puedes realizar algo que siempre quisiste hacer.

Darja dijo...

Oh, la recuerdo...vaya si la recuerdo...
Estuve allí tb de viaje de fin de curso, con 14 años. La verdad es que la casa en cuestión no es que diera un miedo espectacular, solo ambientaba, y estaba bastante bien. Lo chungo es que no me entere de nada de la historia porque estaba en francés, pero la novia en cuestión era un tema recurrente en la mansión.
Guardo un recuerdo(algo borroso, pero el caso es q lo tengo) del holograma al final de la visita. Que fuerte que fuera eso lo que te inspirase para hacer la colección!

Koopa dijo...

Uhm... de viaje de fin de curso... En mi colegio son unos ratas (Ríete tu del presupuesto del parque xDD) y lo máximo que vamos son parques acuáticos o parques tipo "Port Aventura" dentro de Catalunya. Eso si, yo paso de ir, el día en que hagan una salida mas o menos cultural fuera del pais hablaremos...

Sans dijo...

Uoooo, me ha encantado el post, todo el rollo de tener un tu recuerdo a la chica de la canoa. Y lo de la mirada de la novia y eso mola.

Yo no tengo muchos recuerdos nítidos de mi infancia, de hecho creo que no tengo casi ninguno, snifs.

Guges dijo...

que bien cuentas las cosas niña, me han dado ganas de ir a ver que tal esta la novia es (lo de las lapidas tambien parecia interesante)
el caso es que un fantasma que simplemente esta triste mola muchisimo mas que los que pretenden asustar, (te imaginas su historia y demas)

PD: si quieres ir una cuarta vez avisa :3

Noe_Izumi dijo...

Que bonito, Miri ^_^ Preciosa anecdota.

Mirian_Deed dijo...

jeje, gracias... no es que fuera un holograma fuera de lo común... pero es de esas cosas que se te quedan marcadas :)

(y Sans, yo tampoco es que tenga muchos recuerdos... al menos no tan nítidos. Este lo cuento precisamente porque es especial ^_^)

oh, Darja, ¡tu también la has visto y la recuerdas! aunque solo sea vagamente, recuerdas a la novia... :_)

y Disneyland me va a tener que pagar comisión... ñejejeje XDD

Ozanu dijo...

¡Coño, no está mal! Yo también tengo pocas imágenes nítidas, algunas buenas y otras, las menos, malas.
Y entiendo eso de querer escribir o dibujar sobre ello, son cosas que siempre se quieren contar.

Darja dijo...

Jaja, claro que la recuerdo!

De lo que más me acuerdo de ella es que había un lugar durante el trayecto en los sillones esos en los que se veia a ella sentada enfrente de un tocador llorando.

La impresión que me quedó de la atracción entonces es que la muchacha en cuestion se estaba casando y por eso es lo del baile y todo, y durante la celebración pasa algo y se mueren...no sé...Pero me gustó precisamente por eso, porque no daba miedo, solo era una historia guay en el lugar adecuado que hacia que se te pusieran los pelos de punta y te imaginaras mazo de cosas...

Y una anotación interesante, ahora que de nuevo vuelve a estar de moda: cuando lei por primera vez Harry Potter y El Prisionero de Azkaban, la casa de los gritos que describen en su primera visita a Hogsmeade me la imaginaba como aquella. Bueno, la casa no, porque era enorme, pero la colinita si, con el sendero serpenteante que subia hacia la puerta y las vallas...
Lo que no recuerdo el lo de las lápidas...jo, lástima :(

EmeA dijo...

¿Fuisteis a la Casa Encantada de Kill Bill?

Devioren dijo...

Wooo, qué caña... El post está genial. Me ha encantado conocer los orígenes de la serie de ilustraciones. La verdad, me preguntaba el por qué, jeje.

Yo, de mi infancia, sólo recuerdo fragmentos, pero es cierto que hay imágenes, e incluso olores, que no puedo olvidar.

Sinkim dijo...

Un post muy interesante.
He encontrado por Internet un par de direcciones que te pueden interesar:

http://www.s104638357.websitehome.co.uk/html/phantommanor_main.htm#facts
http://www.blogtelevision.net/p/Watch-Video-Windows-Media___1,2,,7074.html

En el primero puedes ver los cuadros completos de la mansión encantada.
En el segundo te puedes bajar un video de la mansión grabado por un turista, con una calidad no muy buena.

lakikez! dijo...

Llevo leyendo este blog como un mes, desde que Alhanita, del CRG, lo recomendó, y me he convertido en un asiduo. ¿Por qué? Por posts como éste. Conecto con tu forma de pensar y me hace gracia tu modo de ver las cosas. Sigue así, en el mundo hace falta gente como tú (weno, menos friki también valdría XD).

Mirian_Deed dijo...

Oh! gracias Sinkim! de veras que me hace mucho ilusión volver a ver esos cuadros! >_<
gracias!gracias!gracias!


Lakikez, muchas gracias por el comentario que me has dejado... en serio, me siento muy halagada :) Y espero que me sigas leyendo mis paranoias XD
y yo.. yo no soy friki... ^^UU

Mirian_Deed dijo...

anda, pues lo del picnic no eran escorpiones, sino una serpiente enorme y arañitas... bueno, más o menos... XDDD

pero la chica de la canoa sí que la he recordao bien! XDDD

Gatasombra dijo...

O sea, que el responsable de que estés dibujando chicas ensangrentadas en traje de novia es...¿Eurodisney?
Woah o_O

Mirian_Deed dijo...

XDDDDDDDD pues técnicamente sí, juasss