viernes, mayo 13, 2016

MALDITAS BASTARDAS. LO QUE LEERÁS TE SORPRENDERÁ. SI ESTÁS DE ACUERDO COMPARTE. CONSPIRANOINA NO QUÉ VA COSAS TUYAS.


Cosas que las malvadas empresas farmacéuticas no quieren que sepas:

1- El gelocatil es en realidad cocaína mal cortada y procesada, por eso te quita el dolor: te sumerge en un trance drogata, y explica también la adicción de muchas personas de usar gelocatil pulverizado para el café en lugar de azúcar.

2- Cuando firmas un consentimiento por un tratamiento que puede salvarle la vida a tu hijo, en realidad estás dando tu permiso para ofrecer su alma a satán y ser sacrificado para que las malvadas farmacéuticas hagan más gelocatil (su producto estrella). En el consentimiento viene especificada ésta cláusula, porque si no se les podría denunciar, pero viene encriptada de forma que solo te das cuenta si lo lees al revés y en diagonal y si dominas una mezcla entre el idioma élfico profundo y el klingon.

3- El aguacate cura el cáncer, el sida, el tifus, la malaria, la gripe de todos los años, las posesiones demoníacas, la moquera de medianoche y la muerte, además de que te pinta la casa y te cuida a los niños cuando tus padres están de escapada de fin de semana (otras situaciones consultar).

4- El aloe vera hace lo mismo que el aguacate cuando éste está ocupado cuidando de tus hijos.

5- La homeopatía sí funciona, pero los ibuprofenos le hacen bullying para que tenga tan poca autoestima que le de cosa hacer nada.

6- Las empresas farmacéuticas más grandes contratan helicópteros invisibles que esparcen frenadol cada dos días a la población para dejarles en un estado de seminconsciencia para que sus malvados comerciales ataquen con sus gelocatiles a los niños a las puertas del colegio y que nadie se de cuenta.

7- Las cepas de los virus son un mito, como la evolución.

8- Para entrar a trabajar en una farmacéutica hay que entregar a una virgen como sacrificio para poder experimentar nuevas formas de modificar el respibien (cuya finalidad es hacer lobotomías químicas), por eso los empleados jamás tienen hijas. Y si las tienen, en realidad son robots.

9- Las vacunas introducen nanobots en el organismo para poder controlar a nuestros hijos y poder hacerlos explotar en caso de una guerra entre famacéuticas.

10- Ninguno de los empleados de las farmacéuticas es Batman.

Que todo el mundo lo sepa.

Comprad aguacate.

viernes, febrero 19, 2016

"Y además es una chica"


"Y además es una chica"

Seguro que muchas habéis escuchado esa frase, refiriéndose a vosotras. Entres dos chicos, o en un grupo de amigos, o incluso os la han dicho directamente: "¡y también eres una chica!"

Si has nacido en los 80 o en los 90, y eres asidua del mundillo de la subcultura (véase: libros, cómics, videojuegos, etc...) seguro que la has escuchado alguna vez. Es la frase que nos sitúa a las chicas que nos movemos en el mundillo como seres raros y como de porcelana. Es cuando se revela que tu sexo no es simplemente un rasgo circunstancial de tu persona, sino una característica que definitoria.

Generalmente, esta frase no se dice a mala fe. Sobre todo en los años 80 y 90, incluso principios del 2000, habían bastante menos mujeres en la subcultura y ver a una, cuanto menos, causaba cierto asombro. A veces demasiado asombro. A veces te paseabas por una tienda de cómics y te sentías como si fueras una figura más en una vitrina. Y no, no es una exageración. Doy fe de ello. Me ha pasado. Hace ya tiempo.

Por suerte, hoy en día, pese a que sigue habiendo más hombres que mujeres en el mundillo, no es la situación que teníamos antes. Ahora lo raro y lo que canta es no ver a mujeres en convenciones, en charlas, en exposiciones, siendo cosplayers, dependientas, presentadoras.... gracias al cielo, y pese a que aun no hay igualdad absoluta y que todavía se pueden ver claros rasgos del machismo de toda la vida, las "mujeres frikis" ya hemos dejado de ser objetos de exposición.

Por eso, cuando tras escuchar una amplia descripción de los gustos de alguna chica ("le gusta el shonen, prefiere los cómics de DC, los RPG, es buena jugando al Tekken...") escucho la coletilla de "y además es una chica" me chirría. Muchísimo.

Ser mujer no es un aliciente más. Ser mujer no te indica nada. Ser mujer y friki no significa que sea una persona de la que te puedas ENAMORAR sistemáticamente porque, eh, es friki, y es mujer.

Compartir gustos y aficiones con tu pareja es genial, perfecto y recomendable, pero no todas las personas que compartan tus gustos son potenciales parejas para ti. Que una mujer tenga gustos similares a los tuyos, la convierte en alguien interesante, pero no por ser mujer per se.

Ser mujer no es una caraterística ni una afición. No es como leer comics o jugar a videojuegos. Eso sí son características. Si conoces a una compañera del mundillo y lo primero que piensas es un "que bien, además es una chica!), vas mal.

Porque una mujer no se reduce a sus gustos. Un mujer puede compartir tu pasión por Juego de Tronos y ser una imbécil redomada. O ser buenísima al Mortal Kombat y ser insoportable. O ser una maravillosa cosplayer a la par que diva.

Por favor, sé que no lo hacéis con mala intención, pero a día de hoy, ya toca normalización. Basta de ver nuestro sexo como un aliciente más. No tenéis que tirarnos los trastos sistemáticamente por compartir gustos o aficiones. De verdad. No lo hagáis, o no lo hagáis por eso. Hacedlo si una vez nos habéis conocido, os dais cuenta de que no solo compartimos afición por la ciencia ficción y los zombies, si no que además os gusta nuestra forma de pensar, de actuar, de vivir, porque nos veis como confidentes, porque nos habéis conocido más allá de los cuatro cómics que podamos comentar y os habéis enamorado de lo que habéis visto.

Y si no os habéis enamorado, pues no pasa nada. Ni que tuvieran que gustaros todas las chicas que conozcáis, frikis o no.

De base, somos vuestras compañeras de tertulia, vuestro player 2, vuestras parejas de cosplay, las dibujantes de vuestros guiones, las guionistas de vuestros dibujos....somos compañeros.

Compañeros de aficiones y gustos, y estamos encantadas de echar unas partiditas con vosotros... y además...¡es que sois chicos! :3

martes, enero 26, 2016

Difundid el nombre de los perdidos (encontrar la fuente original de una imagen cuesta MUY POCO y VALE MUCHO)



Aún sigo viendo muchas publicaciones con ilustraciones, fan arts, fotos, cosplays o cómics que no acreditan al autor o autora original.

Por favor, tened en cuenta que esa acreditación, a la que puede que no se le de importancia, lo es todo para el artista, que invierte su tiempo y recursos en crear ese arte que tanto os gusta. Difundir su autoría no solo es una muestra de respeto hacia su esfuerzo, sino que también le ayudáis a aumentar el peso de su nombre por la red e incrementáis sus apoyos para que pueda seguir haciendo esos trabajos que tanto os gustan, y que, por otro lado, publica generalmente de forma gratuita para el disfrute de todos.

Muchas veces, ese reconocimiento es su único pago y lo único que pide, no le neguemos eso.

Para ello, para poder compartir un trabajo acreditando a su autor o autora como es debido, Google ha sacado esta plataforma que os linkeo:

https://images.google.com/


Muchos la conoceréis ya, lleva mucho tiempo en activo pero poco uso veo que se le esté dando. Os lleva menos de un minuto averiguar el nombre del autor original de una obra: guardad en vuestro ordenador la imagen que os gusta, luego id al enlace, la subís y buscáis. El buscador se encargará de encontrar la fuente original de la obra. La podéis copiar y pegar en el post donde la vayáis a usar, buscar el nombre del autor y ponerlo directamente, o incluso mejor y más recomendable, poneos en contacto con el artista y comentarle que queréis usar la imagen.






No toma tiempo, es muy fácil y a los artistas nóveles les hacéis un favor enorme, además de que la autoria de una obra es obligado referenciarla cuando se procede a la difusión de la misma. 


No es solo por temas legales, es por puro respeto y reconocimiento al trabajo de muchas personas.

Besotes y pastelotes, y muchísimas gracias a todos por ayudar a las jóvenes promesas!

domingo, enero 03, 2016

Guía ilustrativa (e ilustrada) del Dragon Age Inquisition


Hola a todos! Hacía ya tiempo que no hacía una guía ilustrativa e ilustrada de un videojuego.


Hoy os traigo la continuación a la guía ilustrativa e ilustrada de Dragon Age: Origin, la GUÍA ILUSTRATIVA E ILUSTRADA DE DRAGON AGE: INQUISITION.

Empezando pues en el tema, arriba tenéis a mi Inquisidora, el personaje personalizable que será el héroe/heroína de la historia. En mi caso, una pícara especialista en dos espadas y subterfugio que adquirirá el rol de Inquisidora.

Situémonos: para quien no conozca el mundo de Dragon Age (pffff...), o para los que no lo recuerden, estamos en Thedas, un continente dividido en las naciones de Orlais, Ferelden, Tevinter y las Marcas Libres, todas ellas con intensas tensiones políticas.


En éste marco, nos llega de entregas anteriores el resultado de las tensiones entre aquellos que poseen el donde la magia (los magos, vamos) y los templarios (encargados de vigilar y controlar a los magos). Ésta tensión está patente durante décadas en los llamados Círculos, donde viven los magos bien controlados por los templarios. Digamos que ambos grupos estaban ya muy hasta los cojones los unos de los otros y en un momento determinado llegó la gota que colmó el vaso:





Además del inicio de la guerra abierta de magos vs templarios, se añade la aparición de una brecha en el cielo que manda demonios y bichos variados que lo menos malo que hacen es votar al PP, y de esa brecha apareces tú, sin saber cómo ni por qué:



Como eres el único superviviente a la catástrofe en donde todos se han muerto mucho, y teniendo en cuenta que llegas con una mano que brilla capaz de cerrar las grietas que se van formando, al verte los PNJs te dicen que pa casa que refresca y se montan la Inquisición, que básicamente se trata de intentar cerrar la brecha del cielo y no convertirse en caquita.

En la inquisición no estarás solo: un grupo de tres consejeros te irán guiando para que no la cagues demasiado, cada uno con una especialidad concreta que resuelven los problemas cada uno a su estilo:




Aquí quisiera hacer un inciso: si bien todos conocemos y queremos a Leliana, personaje recurrente desde el primer juego, resaltar que, de hecho, Cullen también está desde el primer juego. De hecho, empieza siendo un secundario mierder, a secundario menos mierder, a personaje principal menos que no es mierder, solo gafe. Lo curioso es que las desgracias de Thedas están asociadas a la posición geográfica de este señor: en el primer juego está en la nación de Ferelden, que peta, en el segundo viaja a las Marcas Libres, que petan, y en éste vuelve a su casa...y vuelve a petar.

Es la señora Fletcher de la franquicia, y para más inri es adicto al lirio, una sustancia que toman los templarios para resistir mejor el ataque mágico.
En un momento del juego incluso te pide consejo sobre dejar o no de drogarse, y, por supuesto, tienes la típica rueda de posibles respuestas:




Por cierto, en ésta entrega tampoco resalta por su suerte, teniendo en cuenta que por error ve en toda su gloria a un guerrero Qunari, una raza de hombres-toro muy tochos

(nota; ésta escena PASA EN EL JUEGO)




El DA:Inquisition, además de añadir a los consejeros como personajes fijos nos da la opción de usar un mapa de guerra, donde aparecen misiones secundarias donde si bien nuestro Inquisidor no va en persona, puede enviar a cada uno de los tres consejeros y sus equipos a realizar y obtener recompensas (unas más útiles que otras...)




Además, por fin ¡reaperece Morrigan! Uno de los personajes más queridos de la saga que no tuvo aparición en la segunda entrega (se leería el guión antes...) y que lleva más de 10 años con la misma ropa.




Y por supuestísimo, además de la lluvia de toñas de magos, templarios, demonios y bichos varios, tenemos altas dosis de mitología élfica, sobre todo de la mano de uno de los personajes seleccionables como compañeros, el elfo Solas




...además de viejos amigos rescatados de la anterior entrega.




Se podría decir que esta entrega de Dragon Age se redime por los fallos de la anterior entrega y rescata varios conceptos del primero (cosa que se agradece). 

Solo diré una cosa: el cliffhanger del final te dan ganas de crionizarte para hacerte la espera hasta la siguiente entrega algo más soportable :_D

Besotes y pastelotes!!

PD: También te puedes tirar a los personajes. No perdamos el verdadero espíritu de la franquicia.

jueves, diciembre 03, 2015

¿Por qué hacemos las cosas?


La culpa de todas mis desgracias siempre la tenía el tiempo. Que si ahora trabajo, que si llego tarde, que si no tengo tiempo ni para tomar café... Siempre, siempre era culpa suya. No podía dibujar, y lo achacaba al ritmo de mi nueva vida. Que no había tiempo, nunca.
Y, en parte, era verdad.
Sin embargo, llegado un momento, esa parte de verdad empezó a convertirse en una excusa. Y esa excusa surgió de una base mucho más complicada que la simple vaguería de no querer hacer nada.

Pero dejadme empezar por el principio.

La semana pasada, una chica se puso en contacto conmigo para una entrevista. Estaba realizando un trabajo sobre el "síndrome de la hoja en blanco", en el cual un artista se bloquea ante un folio en blanco y no consigue visualizar lo que desea plasmar. Por supuesto, accedí a ayudarla encantada, pensando que yo misma estaba en ese tipo de bloqueo y que podría plasmar lo que es.

Y le conté lo que era. Y me di cuenta de que no era lo que me pasaba a mi.
Yo no veo un papel en blanco y solo veo blanco. Veo ideas. Veo montones de ideas. Y lo que es mejor, ahora que ha pasado un tiempo y me he habituado al ritmo del trabajo, incluso me veo con tiempo libre para plasmar esas ideas en esos papeles.

Pero nunca lo hago.

Y es que el problema no era ya el tiempo. El problema es que había perdido el por qué hacer las cosas. El por qué dibujar. El por qué crear cosas de la nada en esos folios en blanco.

Remontando un mes atrás, recordé un video que me puso mi jefe (que es de estos jefe de los que, a posteriori, siempre se recuerdan como aquella persona que supo ayudarte a descubrir y dar lo mejor) Era un video motivacional, donde un ponente (del que me avergüenza no recordar el nombre) explicaba por qué la gente y las empresas que más triunfaban...triunfaban.
Y veías que todas tenían un por qué para hacer las cosas, un por qué idóneo, un por qué que los llevaba a hacer cosas increíbles, sin excusas, sin "es que no tengo tiempo". El video duraba una media hora, y lo vi entero. Te dabas cuenta de muchas cosas, de miles de razones, de por qué hay gente que fracasa y de por que hay gente que triunfa, o incluso gente que no logra sus objetivos, pero no siente frustración ninguna. Que lo sigue intentando.

Se me vino a la cabeza el nombre de un antiguo amigo, al cual lamentablemente ya no puedo llamar así, y sus constantes fracasos empezaron a tener sentido: su por qué era hacerse famoso. Hacerse famoso rápido. Le daba igual como fuera, quería alcanzar la fama con cualquier proyecto que iniciase. Probó con los webcómics, con los podcasts, cuando dejé de hablar con él empezaba con un canal de youtube....pero abandonó todos y cada uno de esos proyectos. Al menos, los que yo le vi comenzar.

Porque no se hacía famoso.

Porque no conseguía premios.

Porque no veía la respuesta que esperaba del público.

Porque veía que su por qué no se realizaba, y no se realizaba porque su por qué era erróneo para alcanzar justo lo que buscaba con ese por qué.

Por otro lado, tenemos un buen ejemplo. No es un ejemplo de una persona real (que los hay), pero sí que es un ejemplo muy bien puesto y hecho con toda la intención: hace relativamente volví a ver la primera película de Los Muppets, aquí traducida como "Los Teleñecos van a Hollywood". En la primera escena de esa película, donde se ve un plano aéreo del pantano que poco a poco se va acercando a los árboles, donde se encuentra la rana Gustavo sentado en un árbol caído tocando el banjo mientras canta la fabulosa The Rainbow Connection, se resume perfectamente lo que ponente del vídeo de mi jefe quería exponer. Cuando la canción termina, aparece un productor perdido en el pantano (la magia de los teleñecos), y le pregunta a Gustavo por la salida. La rana trata de ayudarlo, y durante la conversación el productor le dice: "oye, tienes talento, y en Hollywood buscamos ranas que sepan cantar (la magia de los teleñecos bis), ¿por qué no te vienes conmigo a Hollywood? ¡Podrás hacerte rico y famoso!" a lo que el bueno de Gustavo le responde educadamente que no, que no estaba interesado, que era muy feliz viviendo tranquilo en el pantano.
Al responder esto, el productor probó con otra cosa: "habrá miles de personas a las que harás felices con tus canciones". Antes esta nueva perspectiva, Kermit reflexiona.

"Soy feliz en mi casa, en mi pantano, con mi banjo....pero poder hacer a tantas personas felices....está bien, iré a Hollywood"

Esta película de Los Teleñecos van a Hollywood fue la más taquillera de la historia de los Teleñecos hasta la que se estrenó recientemente con Jason Segel y Amy Adams, llamada simplemente The Muppets, entre ambas hay siete películas que no lograron el éxito que se esperaba.

Y la razón es la misma por la que Gustavo decide ir a Hollywood: el objetivo de esas dos películas es hacer a la gente feliz. Habla de los teleñecos, de cada uno de los personajes, de las relaciones entre ellos. Cuenta una historia con el objetivo principal de hacer que la gente se lo pase bien conociendo a unos personajes queridos y valorados, en la primera película por el inimitable Jim Henson, que siempre quiso enseñar al mundo que las marionetas podían expresar ideas, emociones y mensajes, y la última capitaneada por Jason Segel, cuyo objetivo era pura nostalgia, recordar a la gente la existencia de esos personajes con los que creció, cuyo principal objetivo es hacer felices a miles de personas.

Las otras películas, lejos de estar mal, carecen de este espíritu. Y no me interpretéis mal: obviamente son producciones comerciales y deben sacar dinero, la cosa es ordenar bien las prioridades: ¿tu "por qué" es conseguir dinero y para eso usas personajes entrañables que transmiten buenos mensajes, o bien tu "por qué" es CREAR personajes entrañables con buenos mensajes, y ganarte la vida GRACIAS a ellos?"

La rana Gustavo quería hacer felices a miles de personas, y lo consiguió, haciéndose rico y famoso.

Mi antiguo amigo quería hacerse rico y famoso, con lo que sea, probó con todo lo que se iba poniendo de moda, y aunque los resultados no eran malos... no lo consiguió.

Y eso es, tristemente, lo que me ocurrió a mi: perdí mi por qué. No voy a decir que quisiera hacerme rica y famosa, eso es una ingenuidad, y tengo bastantes canas ya (literalmente) como para saber que con esto no van a poner una calle con mi nombre, pero sí que es cierto que perdí lo que me impulsaba a hacer lo que hacía.
Al empezar solo quería divertirme, luego divertir a los demás, y en ese afán llegó un punto donde dejé de divertirme yo. Al llegar el trabajo, tuve la excusa perfecta: el tiempo. No tenia tiempo. "No tengo tiempo".
Mi por qué nunca estuvo definido, o nunca fue lo bastante fuerte.

Y al final, al perder el por qué, perdí todo...menos las ideas.
Las ideas estaban, pero no me apetecía sacarlas. Porque no sabía para qué sacarlas.

Igual en algún momento de vuestras vidas perdéis vuestro por qué. Dejáis de tener ilusión por escribir, por dibujar, por componer...por crear.
No os preocupéis. Es sencillo encontrarlo. Simplemente paraos a pensar en como alguien os convencería para volver a crear: ¿si os aseguraran fama volveríais a transformar ese folio en blanco en dibujos, en cuentos, en música? ¿O bien sois como la rana Gustavo, y volverías solo si os aseguraran llegar al máximo número de personas con la esperanza de poder ayudar a alguien con vuestro arte?

La primera opción puede ser atractiva, efectiva incluso, al principio, pero no duradera. Lo he visto con mis propios ojos.

La segunda es más costosa, implica mucha dedicación, trabajo, y a veces no te encuentras con los resultados que esperabas.... Pero es mucho, muchísimo más duradera. Y pensad que si no llegáis a la gente a la primera, lo haréis a la segunda. O a la tercera.
Pero llegaréis. Porque vuestro por qué es ese: Llegar a la gente, no haceros con la fama a su costa.

Jim Henson, los hermanos Wright, Steve Jobs, Malala Yousafzai...todos ellos tuvieron fracasos, pero nunca se rindieron. Porque su por qué, su meta, era fuerte, creían (y creen en ella, en el caso de Malala), y por eso lograron lo que lograron

Pensadlo bien.

En la vida habría que ser más como la rana Gustavo.j