viernes, agosto 19, 2016

Yo también quise ser Cazafantasmas


Hoy os quiero contar una cosa de mi niñez que igual no he comentado antes, por no darle importancia real. Y no es que la tenga en el fondo, mi infancia fue feliz, pero sí que fueron datos que igual la gente no ha vivido o no se es consciente de que ocurren:
Cuando era pequeña me gustaban mucho las series y juegos consideradas "de chicos". Esto no es nuevo, a muchas niñas que crecieron en los 80-90 les pasó, porque, en realidad, lo que era "de chicos", no era tal. A mi particularmente me encanta una serie que se llamaba Galaxy Rangers (Guardianes de la Galaxia en España). Esta serie trataba sobre un grupo de "policias" espaciales con caballos robot y contaba con el grupo típico de los 80 (y que aun se conserva ahora): el prota, el personaje hecho para molar, el personaje negro y la chica. Pese a ser un grupo estereotípico hasta decir basta, la verdad es que los cuatro estaban bien definidos y bien escritos, pero claro...todos, TODOS los niños querían ser Shane Gooseman , el "personaje hecho para molar". Tenía dos pistolas a modo de vaquero y poderes de invulnerabilidad (estaba basado en Clint Eastwood), TODOS QUERÍAN SER ÉL AL JUGAR.

Y yo jugaba Galaxy Rangers, con mis primos, como muchos niños. Y yo también quería ser Shane Gooseman, como todos los niños. Pero...pero no me dejaban. Es que yo era una chica, y no podía jugar como un chico. Así que tenia que hacer de Nico, la chica, que de hecho es un buen personaje, pero me daba igual: yo quería a Shane, COMO TODOS. Pero no podía. Nunca jugué como Shane Gooseman. Siempre fui Nico... a veces me dejaban ser otra chica que salia aleatoriamente en episodios esporádicos, pero nunca un chico. Y la culpa no es de mis primos, éramos solo niños, es que esto era así en todos lados.

En el patio del colegio, jugábamos a Dragon Ball. Yo era la única chica que jugaba... y me tocaba Chichí. Me negaba a jugar de Chichí de mayor, "porque no hacía nada" (recordemos que al casarse se retira, como todas las chicas en Dragon Ball) así que yo era Chichi de niña mientras todos los demás eran supersayans y claro, salia perdiendo. Al llegar C18 tuve un respiro. Y lo triste es que tuviese que llegar C18 para poder jugar con un personaje al nivel (hasta que, de nuevo, se casa y adiós...)
Con los Power Rangers, igual. En este caso, o me tocaba la rosa o, con mucha suerte, la amarilla. Habían DOS, Y GRACIAS.

La llegada de Sailor Moon fue un respiro glorioso. Por fin las niñas podíamos jugar como guerreras al 100%, no éramos "el personaje chica". Además, a raíz de Sailor Moon muchas de mis amigas que antes no jugaban a ese tipo de juegos SE ANIMARON A JUGAR. Creo que la época de Sailor Moon en el cole fue de las más felices de mi infancia, y quizá por eso le tenga un cariño especial a la serie: las chicas por fin no jugábamos para rellenar el hueco del "obligatorio personaje chica", sino que éramos heroínas completas, peleábamos, nos defendíamos, no éramos el soporte emocional de nadie ni estábamos ahí por nadie. De hecho, el soporte emocional era un hombre, lo cual era bueno en ambos lados: las niñas veíamos a ese personaje como un compañero al que proteger (cosa que no pasaba NUNCA), y los niños podían ver que podían ser emocionales, atentos, cariñosos. En esa época no me di cuenta, pero ahora con mis añetes entiendo lo mucho que hizo Sailor Moon por las niñas de mi época, y jamás tendré suficientes palabras para agradecérselo. De hecho, no tengo "sailor favorita". Las primeras cinco son maravillosas para mi, cada una con su personalidad, sus ataques y sus manías. Gracias a esas Sailors volví a jugar con mis amigas (antes estaba en el grupo de los chicos del cole), y eso me hizo muy feliz.


Mientras eso sucedía, hay que decir que mi imaginación no podía contentarse solo con jugar con los escasos personajes femeninos de las series. ¿En Oliver y Benji me imaginaba como animadora? Por supuesto que no. Yo era Benji. En mi mente, era Benji.


En Indiana Jones, yo no era Indiana Jones, sino un personaje femenino propio que yo misma me inventaba e introducía mentalmente en la película. Hice eso tantas veces...

A veces me imaginaba como "el protagonista" pero con un cambio de sexo mental, y otras veces agregaba libremente un personaje femenino con idénticas propiedades al protagonista masculino que también vivía aventuras (esto lo hice mucho con Las Tortugas Ninja o...bueno, Ghostbusters)
Pero generalmente nunca me identificaba con las chicas de las películas. Nunca.
O bien no me dejaban jugar con el personaje que me gustaba, o bien me inventaba yo un personaje desde cero, o bien me imaginaba que era el prota...

La cosa es que cuando me imaginaba que era el prota.... y ahora recuerdo con vergüenza.... había veces en donde tenía que parar de jugar porque pensaba.... "es que no pega en chica".

Ese protagonista que me gustaba, ese personaje femenino que me inventaba... "no pegaba siendo una chica". Eso es lo que me transmitían las series, la películas, el patio del cole... que claro, eran todo chicos porque las chicas... las chicas no pegaban en esos papeles. La chicas no salvaban a los chicos, ni se enfrentaban solas a los peligros, ni podían actuar fuera de un grupo de hombres...es que era raro.

¿Cómo va a ser una chica la aventurera que salva al príncipe? eso era ridículo. ¿Cómo iba a ser una chica la que observara al chico que amaba desde lejos, queriendo demostrarle su valía para enamorarlo? eso era absurdo. ¿Cómo un grupo de mujeres solas (salvo las sailors, bendita serie...) iba a vencer a un monstruo? Las chicas no hacen eso. Las chicas planean, ayudan, dan soporte emocional...pero no salen a primera linea.

Y ahora, en 2016, más de 20 años después de mi niñez veo fotos de niñas con monos grises, con mochilas con pistolas láser, veo niñas con ganas de comerse el mundo y salir a pie de guerra, a niñas que no les hace falta cambiar el sexo en su mente de sus personajes preferidos, que no les hace falta inventarse ningún personaje chica para sentirse dentro de la aventura, ¡hasta tienen su propio "Shane Gooseman" en chica en la fantástica Jillian Holtzmann!

Por eso, te puede gustar o no la nueva de Cazafantasmas. No voy a entrar por ahí. La película no es perfecta.

Pero aunque seas un firme detractor de la nueva versión, hay un par de cosas que son verdad:

- Ésta película NO ES para nosotros, los treintañeros. Podemos verla, podemos disfrutarla o detestarla, pero NO SOMOS SU TARGET. Nosotros tuvimos ya a nuestros Ghostsbusters. Y esos van a SEGUIR SIEMPRE AHÍ. Ni han desaparecido con la nueva peli, ni van a desaparecer JAMÁS. Y si crees que una peli nueva va a arruinar las clásicas, entonces es que no las viviste tanto como pensabas.


- Esta película.... películas así, hacían falta. Hacen falta. Necesitamos más respiros, más "Sailor Moon" para otras niñas. Incluso mejores que Sailor Moon, porque eliminan lo que muchas pelis también tienen como norma: la sexualización. No son Lara Crofts perfectas, son mujeres que podemos ser TODAS.


Necesitamos que las niñas vean que sí pueden. Claro que pueden. Y no solo eso: las niñas necesitan ver que pueden, y los niños necesitan darse cuenta de que, por una vez, si son ellos los que se identifican con personajes femeninos...no pasa nada.







3 comentarios:

Javi dijo...

¡De acuerdo con todo!

Sólo comentar que es una pena que la película no sea tan buena como nos gustaría; por lo menos desde mi punto de vista, podía haber sido mucho más divertida de lo que es, y haber dejado mucha más huella - aunque tiene partes bastante buenas, mayormente gracias, de hecho, al reparto femenino. Por otra parte, cierto que el target es el público infantil, pero la peli también juega la baza de la nostalgia para que los carrozas como yo vayamos a verla, aunque el trailer no nos llame mucho; no es que eso sea malo, pero es así.

Mi pareja siempre cuenta que ella de pequeña jugaba a ser Goku, Superman o el Power Ranger rojo, y ni se le ocurría que no podía por ser chica; supongo que depende de cada caso y cada entorno, pero está claro que las niñas necesitan personajes con los que identificarse. Lo que me gustaría ver son más pelis e historias con personajes originales femeninos protagonistas y guays, sobre todo para público infantil/joven; no es que los remakes me parezcan mal, pero quiero algo que sea indiscutiblemente bueno por sí mismo (como tantas cosas que tenemos con tíos). Ahora va a salir Wonder Woman (aunque no sé si DC hace películas pensando en que los niños disfruten), vamos a ver si eso sale bien.

Kalitro dijo...

Ostras, lo de jugar a las películas/series, sí. Nunca había caído en eso, pero claro, si hay un personaje chica, le iba a tocar a la chica. Las fotos de las niñas felices en los pases de la película me enternecen tela.

Anónimo dijo...

De acuerdo en casi todo!

Claro que peliculas asi hacian falta, y como esta otras muchas que ojala lleguen pero justamente este reboot de Cazafantasmas se siente como un paso adelante y dos atras. Me explico.

Esta pelicula bebe del odio y se regocija en el. Vive gracias a esa gente que son incapaces de comprender que estas mujeres pueden dar la talla exactamente igual que mi querido Bill Murray hace ya años (mira que ha llovido). Y esto es algo que odio.

La pelicula aunque no mala, es mediocre (aun asi mejor que el 90% del resto de palomiteras actuales) y aqui comienza mi rechazo a esta pelicula. No se la puede criticar. Y es algo que comenzo desde la salida del trailer. Un falso victimismo.

Tanto el reparto como el director desde un primer momento han logrado vender este victimismo para evitar criticas a la pelicula. No deja de ser un movimiento inteligente, peeero sumamente hipocrita.

Peliculas asi hacen falta. Lo que no hace falta son peliculas mediocres que vendan por el simple hecho de ser necesarias (como tu comentaste).

Me has dejado impresionado, muy chocante tu reflexion, jamas me pare a pensarlo. Seria un placer extenderme en el tema pero desde mi movil soy incapaz.

Seguire el blog en el futuro, y gracias por unos agradables minutos