miércoles, agosto 17, 2011

Mirando al inicio



A veces, un buen día, te da por mirar atrás y ver todo lo que se deja atrás. No necesariamente proyectos abandonados (que puede ser), si no rasgos de ti que ya no recordabas.

El otro día me dio por echar un vistazo al resto de entradas del blog, desde el principio, las primeras entradas... y me di cuenta de cuánto puede cambiar una persona en tan solo seis años y pico. He de decir que me asusté. Porque me vi a mi misma... y no me reconocí.

¿Dónde quedó esa cría que hacía fotos a su cuarto lleno de frikadas? ¿Que dedicaba post enteros a un par de peluches? ¿que escribía cuentos? ¿que relataba un día normal de universidad como si fuera algo único y especial? Ya no hago esas cosas. Ya no se me ocurren. Ya no llego a casa queriendo compartir miles de cosas en un blog gratuito de la red. Llego a casa queriendo irme a la cama a ver la tele... como una persona mayor.

Hace poco mi familia y yo volvimos a mi casa de Arenales del Sol para pasar agosto, y me reencontré con mi cuarto... sí, ese cuarto al que dediqué un post entero. Ese cuarto lleno de pósters, de telares, de figuras, de dibujitos, de peluches y de llaveritos, que han cambiado mil y una veces. Entré en ese cuarto y sentí una de las peores sensaciones de nostalgia que se puedan sentir:

La sensación de no sentir nada al ver esas cosas del cuarto, pero de recordar lo mucho que significaron para mi en otra época, y la ilusión que me hacía entrar ahí y simplemente estar rodeada de las cosas que me gustan.

Recordar lo feliz que era en ese minúsculo cuarto lleno de chorradas y no saber recuperar esa emoción...fue, y es, lo peor.

Me veo en las fotos que colgué aquí mismo hace unos años, y me veo ahora... y no veo a la misma persona. Antes era una niña cuya principal ilusión era decidir cual iba a ser el cosplay para su próximo salón... y ahora veo una chica más preocupada por su aspecto que por llevar el disfraz del personaje que le gusta. Hay una gran diferencia entre una y otra, y me aterra.

Me aterra olvidar el espíritu de niña. Me aterra pensar que ya no me "fangirlizo" de ningún personaje (aquello era una mañacada... pero, coño, era mi mañacada), que no vivo tanto un videojuego, o que cada vez me cuesta más mostrar interés en alguna serie de cómic.

Y me he dado cuenta de algo: dependo más de los demás de lo que quisiera reconocer. Soy feliz cuando mi círculo de amistades siguen las mismas aficiones que yo, pero cuando esas aficiones dejan de ser tan importantes para los demás, yo me quedo atrás dando coletazos, intentando que los demás vuelvan a mi... que vuelvan a lo que a mi me gusta.

Debería disfrutar de lo que a mi me gusta independientemente de los demás, pero por alguna razón, no puedo disfrutar tanto de algo si no lo puedo compartir al máximo con los míos. Y eso es algo terriblemente egoísta por mi parte.

En estos momentos puedo afirmar que soy feliz, tengo un novio al que quiero y que me quiere, unos amigos fenomenales y una buena familia... pero no puedo dejar de pensar que he perdido algo. Algo de mi, algo que se quedó registrado en este blog hace años y que ahora no consigo recuperar.

Quizá solo sea una etapa, pero me da miedo perder ese algo para siempre. Ese algo que me provoca una nostalgia intensa que a veces me obliga a salir de mi cuarto cuando se me amontonan las lágrimas en los ojos y el nudo en el estómago se hace insoportable.

Y tal vez solo sea un cambio más... un cambio más en la vida, como siempre.



Detesto los cambios. Siempre los he detestado....

38 comentarios:

Kuru dijo...

Pues sinceramente y dejando a un lado los eufemismos: Qué putada (con perdón).

Supongo que toda persona que tenga un blog, irá, paulatinamente, cambiando su estilo de escritura y sus gustos. Me dicen por aquí que es algo natural en la gente joven que escribe (o lo intenta). Pero aunque una persona cambie mucho y muy rápido, todos esos cambios no tienen porqué ser negativos... No todo es negro o blanco.

Igualmente, mucho apoyo. Rachas maniaco-depresivas las tiene todo el mundo. Mucho ánimo.

Elfangor dijo...

tanto como egoista... lo que más me gusta de las series que sigo es comentarlas con otra gente que también las siga xDDDD (y siempre estoy intentando que mis amigos sigan lo mismo que yo por eso, porque siempre tengo ganas de comentar algo y nunca tengo con quien! es Argh! xDDDD)

pero si que es cierto que, por mucho que siempre dijeramos que aquello de "madurar" era para adultos aburridos y nunca nos pasaría, todos acabamos cambiando... pero oye, aunque no con TANTA ilusión, SIGUES queriendo hacer cosplays y todas esas cosas, no? Tampoco estás perdida del todo T_T

y al menos te seguirá haciendo ilusión vernos al resto en Barna, no? *aleteo de pestañas*

LIDISAN dijo...

Bueno Miri, que decirte...

QUE TE QUIERO!!!

y nada mas el resto lo sabes, o te lo recordaré en persona, Un beso Churri!!!

Sandbag dijo...

Hay veces que poco a poco la vida te obliga a dejar atrás ciertas cosas que antes apreciabas por mil y un motivos: Estudios, trabajo, circunstancias familiares... Pero eso no tiene por qué ser malo, de alguna manera todos cambiamos para bien o para mal (es preferible que eso no ocurra) pero lo realmente importante es que no te arrepientas de lo que hiciste ni lo recuerdes con vergüenza o tristeza aquello que en su momento te hacía sonreír. Se tratan de las cosas que nos han convertido en las personas que somos ahora. Lo menos que puedes hacer es atesorar cada momento que fuiste feliz y seguir adelante sin miedo junto todo aquello que te importa ahora. Puede que dentro de otros seis años y pico te sorprendas al releer esta entrada. Ánimo :).

Neyebur dijo...

Te entiendo, yo deseo que eso no pase, pero parece que mis gustos son compartidos por poca gente, hay veces que parece que tengo que fingir ser quien no soy para ser aceptado. Pero los amigos que he conseguido con mi autentico yo no los cambio por nada

Berlanga dijo...

Supongo que, cada uno con lo suyo, te entiendo.

Como sabes, dentro de un par de semanas mi vida dará un giro de 180 grados cambiando muchas cosas de mi vida, especialmente mi ciudad. Llevo unos días mirando todos los trastos que tengo tanto en mi casa como en casa de mis padres, y me pasa exactamente lo mismo. Me pregunto "¿cómo me podía gustar eso?" o "¿porqué diantres lo compré?". Eso, por no decir que he llegado a tirar cosas a la basura con tal frialdad, que sé que no lo voy a echar de menos.

Y después de las últimas hostias que me han dado la vida, he tomado la decisión no sólo de poner la otra mejilla, sino también ponerla con una gran sonrisa de Totoro.

Sumándole todo esto, considero que, a pesar de nuestro síndrome de Peter Pan, sin querer darnos cuenta, estamos creciendo y estamos madurando. Pero no por eso me entristezco porque en una etapa de mi vida escuchaba según qué discos o leía según qué cómics. Todo lo contrario. Eso ha hecho que sea la persona que soy hoy.

Nos desprendemos de costumbres también sin darnos cuenta, bien porque ya no nos gusta tanto, o bien porque hemos encontrado otras.

Pero sobre todo, aférrate a lo que has dicho que tienes y quieres: tu pareja (un besote Trev!), tus amigos y tu familia. Ellos siempre te querrán tal y como eres, cambies o no.

Y dicho de otra forma más friki... ¡Estás digi-evolucionando!

Juli dijo...

Ay , Mirian, te comprendo perfectamente. Yo este año cumplí los dieciocho. Dicen que no suponen gran cambio, pero me ocurre lo mismo que a ti. Hace pocas semanas se me rompió la estantería de mi cuarto y tuve que "remodelarlo". En mi remodelación fui quitando pósters que hace años pensé que jamás en la vida quitaría, quité dibujos, aparté peluches, mis videoconsolas empiezan a sacar polvo. Me he dejado un cómic desde hace meses A MITAD, cuando yo era de leermelos en una hora. Ya no ansío llegar a casa y viciarme con mi Kingdom Hearts y mi Final Fantasy. Ya no ansío ver nuevas series anime, ya no ansío acudir a los salones manga ...Solo quiero estar con mis amigos y mi novio ...
Ahora mi cuarto ya no es lo que era. Tiene pocas cosas en comparación a lo que tenía antes, y los únicos pósters que hay son dos de la torre eiffel, uno de lucky star que utilizo como cortina y otro de bakuman para tapar el papel desconchado de la pared. Por lo demás todo vacío.
Yo también siento que mi yo pequeña me ha abandonado ...

Juli dijo...

Yo también escribí una entrada parecida a la tuya hace un par de semanas respecto a este tipo de cambios, por si te interesa: http://nearkiba.blogspot.com/2011/07/cambios.html

Mafias dijo...

Pues qué decirte... Que te lo creas o no, es una etapa. Eso que dices que has perdido, sigue ahí, simplemente estás demasiado ocupada con cosas "de mayores" y no ves a la niña de siempre, porque está asustada, acojonada en un rincón, con la de cosas que se le vienen encima a diario.
Es fácil tener ilusión cuando no tienes casi nada más que hacer que cuatro exámenes en el insti, o cuando todo es nuevo y excitante. Lo difícil es mantener la ilusión, y tener que aprender de nuevo a mirar las cosas desde detrás de las gafas nuevas, desde las que todo tiene una pinta tan rara.

No te olvides, las cosas cambian muy poco, somos nosotros los que cambiamos. Si has olvidado la ilusión, sigue dandole vueltas a las cosas hasta que la encuentres de nuevo. Te garantizo que sigue ahí, porque yo he pasado por ello :)

Saludetes!

El Jose dijo...

Un tigre jamás pierde sus manchas. Te lo recordaré dentro de otros seis años, cuando Trev y tú os sorprendáis poniendo a vuestra hija el segundo ending de YAWARA! porque es lo único que le hace dormirse.

Por cierto, ese cuarto me asusta siempre que lo veo. Hacer la limpieza debía ser la octava prueba de Hércules.

Fëadraug dijo...

La vida da muchas vueltas y varias cosas cambian. Yo también he notado que mi lado fan está más tranquilo, que de hecho apenas leo manga, que de cómics pijameros sólo Deadpool atrae mi atención mientras veo su inevitable decadencia, que mi pasión por los videojuegos está más controlada...

... Pero eso no quiere decir que, porque una parte de ti tenga menos peso, vayas a perderla del todo. Eso sigue ahí, unas veces con más intensidad, otras con menos, pero no desaparecerá por completo. Son épocas y pequeños cambios que afectan a nuestra vida, pero no perderemos nuestar identidad.

Lenne dijo...

Te entiendo, a mí me ha pasado lo mismo hace poco que he pintado la habitación y tuve que sacar toodas mis cosas.. y no te imaginas con qué pereza las tuve que colocar luego, las puse hasta con pena, me sentía culpable si no las ponía y las dejaba en la caja :_( y los pósters.. antes tenía mi habitación infestada de pósters de animes, etc.. no se veía un trozo de pared! xD y ahora solo tengo el cuadro de graduación de bachi y un par de cuadros decorativos.. qué ha sido de mí??:__( a mí tampoco me gusta hacerme mayor.. y lo peor de todo es que dentro de un mes me voy de erasmus y no sé lo cambiada que volveré de esa experiencia y da un poco de miedo...

Pero bueno, hay que pensar en lo positivo, buscar otros hobbies y apoyarnos en aquellos que nos quieren tal como somos ^^

Un besazo!

Lissie dijo...

Bueno, es cierto lo de que si compartes un hobby con amigos siempre le metes más ganas. Me gusta el snow, adoro el snow. Llevo años haciendo snow, pero la temporada pasada fué la mejor porque fuí con un montón de amigos TODOS los findes.

Pero es normal cambiar, y a mi parecer no es algo malo; però no te enganyes, eso tampoco es definitivo, quizas llegue un momento que vuelvas atrás. Me explico, a mi me gustaba el comic/manga desde muy pequeña (antes de saber que era el manga, vamos) pero mis amigas dejaron de interesarse por ello y yo igual, hasta dejé de dibujar (vale, no dibujo mucho ahora, pero más que antes) hasta que llegué a Girona y conocí a otra gente que le gustaba el manga. Nunca antes me habia cosplayado y ahora mismo no hago más de contar los dias que faltan para el proximo salon xDDDD

Cambiar es inevitable, no te sientas nunca mal por ello. Es una muestra de que no nos estancamos, que seguimos adelante. Y te aseguro, que tarde o temprano le volveras a pillar el gusanillo ;)

¡Besos de por ahí!

Deed dijo...

Supongo que todos estamos avocados al cambio, pero es que a veces siento que llega...no se, ¿muy pronto? :s

Eppendorf necklace dijo...

A ver, compi de carerera. Nosotros que estudiamos la ciencia de la vida en la UA ya lo teníamos asumido. Conforme crecemos las conexiones sinápticas cambian, etc etc etc ...............bah, a la mierda, no me sale nada coherente.


Te hablaré desde el corazón:

En realidad no lo pierdes, lo has pulido; te has vuelto más selectiva y las prioridades cambian. Nos pasa a todos mal que nos pese; pero después descubrimos que no es tan malo. Tu misma has descrito tus tesoros.

Amén de todo lo anterior seguirás avanzando. Y cuando avances tendrás una pila de recuerdos.

Y sí chiquilla, será fantástico recordarlos. Abriras el libro de tu cabeza y te embelesarás con imágenes o párrafos que te vengan a la memoria como un fogonazo de ilusión y juventud que te sabrá a azucar y melancolía.

Recuerdos hermosos. Recuerdos que no se irán, al menos hasta que se los puedas relatar a la pequeña Sherezade mientras está en tu regazo y piense 'Wow, mamá era la caña' o 'yo también quiero tener una personalidad tan fuerte y decidida'. Entonces sus ojillos brillarán y al mirarla ya no te preocuparás por olvidar lo que pasaste porque te pedirá que le cuentes tal o cual historia una y otra vez.

Es en esos momentos cuando te das cuenta de que el`'terror' no era tal, sino más bien ansias de recordar lo magnífica que fue tu vida.

Además siendo como eres se perfectamente que al mirar atrás en tu futuro darás sentido a las palabras siguientes:

'Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.'

Berlanga dijo...

El cambio llega cuando menos nos lo esperamos... al muy jodío...

Inu Blackmoon dijo...

Miri, es un placer conocerte, soy fan tuyo de Argentina. Hace un par de años conocí tu webcomic gracias a una amiga, y no me arrepiento. Tus comics eran (y son) geniales y me entretienen buenos ratos.

También he leido estos posts y pensado en las cosas que dices...y que tienes muchas razón, son cosas que a todos nos suele pasar (yo a veces tengo esos ataques de nostalgión al ver algún juego que usaba hace un año)

Desde esos 3 años hasta hoy...sinceramente sigo sientiendo que es lo mismo...quizas si un poco menos "energético", pero aún sigue y sigues teniendo la escencia que tenía hace tiempo.

Espero que no moleste este wall of text. Un placer conocerte y hablarte xD

HRM dijo...

¡Hola Miri!

Tu post me ha resultado muy trsite, pero te digo como el tipo de arriba del todo, Kuru; No todo es malo en ese cambio. A mí me ocurrió hace tiempo, y no ha sido tan malo. Dejé de ser tan otaku, y me costaba mucho engancharme a series de cómic o anime, pero a aquéllas que fueron míticas para mí sigo y seguiré enganchada y es más, con cada año que pasa, ganan encanto, pues ahora casi todas las series son sólo copias de copias de ésas mismas. Pero sobre el cómic, he cambiado Naruto, Kenshin y otras, por Blacksad, Sky Doll, El Joven Lovecraft, a Harry Potter por Mundodisco, la play sigue ahí XD pero me he enganchado a juegos que antes no probé como las cartas Magic... Cada cual sufre un cambio, pero no tiene por qué ser una evolución negativa. Yo poseo mil figuritas, pósters y demás, que al limpiar el cuarto me han hecho gracia encontrar, o he tirado porque ya no significaban nada para mí, pero no he dejado de ser una niña. La gran prueba de ello, es las constantes decepciones que me llevo en esta vida, porque espero ingenuamente algo mucho mejor del mundo en el que vivo. Y de todas maneras, mirar con melancolía el pasado y que ello te arranque una sonrisa, no es que se haya muerto tu niño interior. Que tu niño interior se muera es ver una serie d etu infancia y cambiar de canal sin pensarlo, o encontrar una película que te volvió loco en tu niñez y que no te brillen los ojos al recordar sus escenas, o simplemente, toparte con un peluche de cuando eras pequeño y no recordar cada momento vivido junto a ese juguete.

Yo por ejemplo, ya no me emociono al ver al que era MI juguete, un cocodrilo de goma que no llega a los 10 cm y que está ya duro y lleno de agujeros, pero soy y seré incapaz de tirarlo jamás, porque sé que es MI juguete, que fue mi mejor amigo d einfancia, y saber eso, es lo que te indica que tu niño sigue ahí, a pesar de que haya cosas que han cambiado.

No te desanimes reina, si estás cansada al llegar a casa, todos lo entendemos, son posts como estos los que nos demuestran a los lectores que sigues contando con nosotros para compartir tus emociones y tus momentos más importantes, y eso es algo súper valioso ;)

¡Un abrazote desde BCN!

DinaOFf dijo...

Yo también detesto los cambios y entiendo cómo te sientes ya que hace poco sentí lo mismo, probablemente lo mío sea menos intenso porque sólo he mirado dos años atrás.

El hecho de que quieras que los demás se interesen por lo mismo que tú es normal en cierto modo, aunque sí tienes razón en que es egoista, pero todos lo hacemos alguna vez.

Ánimo y piensa en todo lo bueno que tienes ahora, no vaya a ser que dentro de unos años haya más cambios y heches de menos la "yo" que publicó esta entrada y sientas que no lo apreciaste lo suficiente.

Fëadraug dijo...

@Miri:

Supongo que todos estamos avocados al cambio, pero es que a veces siento que llega...no se, ¿muy pronto? :s

Pronto o tarde, eso a veces muy subjetivo. La cuestión está en que todos cambiamos, pero no vamos a perder lo que hemos sido. Sigo insistiendo en que sólo es un tema de "intensidades", unas veces estarás más interesada por una cosa, otras veces por otra...

Ten en cuenta que, recuerdos o cosas actuales, forman parte de ti. Y tú molas y lo sabes. ;P

Deed dijo...

Eppendorf necklace... curiosamente ese necklace fue de las cosas que encontré guardadas en mi cuarto :_)

Muchas gracias a todos... estoy soltando hasta lagrimillas al leer los comentarios :_D

Kawaii Hime dijo...

awww se como te sientes, es tan bonito el ser como eras de peke.. y por peke puede ser hace solo dos anios(no tengo esa letra en mi ordenador) a mi me esta pasando igual, no lo tengo rejistrado en un blog pero lo tengo en una carpeta, todos los dibujos q hice, las cosas q pinte, las figuritas,... y ahora me da pereza y solo quiero hacer cosas q antes me aburrian. Salir de fiesta y esas cosas. Este anio no me cosplayee y me dio igual, luego lo piensas y dices mmmmm algo no funciona igual.
Pero hay otras cosas que ganas y que necesitas en tu vida ahora, no vas a dejar de imaginar, solo lo haras menos. Y es sano para tu cerebro "evolucionar" y seguir tu ritmo biologico, aunq da mucho miedo y sobretodo mucha pena.
Me alegro de no ser la unica, porq mis amigos no me entienden hahaahha
Mucho animo y espero q algunos dias te vuelva esa miri anterior aunq solo sea para un ratito ^^

elfo oscuro dijo...

El dibujo de esta entrada me parece super tierno.
La entrada es super tierna.

Un abrazo-achuchón para tí Deed!!

Chesire º) dijo...

Supongo que tiene que ser una parte inevitable de la vida pero no te preocupes aun hay vida por delante ademas recuerda que todo tiene una solución excepto la muerte º), el dibujo es genial.

Dangerousfangirl dijo...

Jo jo, la crisis de los 20-25 ataca de nuevo -//7//- XDDDD!! por lo que veo todos pasamos por esa fase de pánico uwu...

Bueno, es normal que cuando eres mas niño te ilusiones por mas cosas... todo es nuevo, te tragas cualquier cosa, hasta un simple chupachups te parece un tesoro XD!! con los años, digamos que nos vamos volviendo gourmets ùwu...

Que hay menos animes o mangas que te llaman? es normal, significa que has visto ya mucho, y que ahora diferencias lo verdaderamente cool de la mierdecilla, por asi decirlo ù3u... pero eso no significa que hayas "perdido tu gusto por las cosas" XDDDDD!! simplemente lo has "refinado" ùwu...

Por dios, y claro que es normal que quieras que tus amigos se traguen las mismas chorradillas que tu XD!! (quien no le ha dado la paliza a algun amigo durante dias, suplicandole que vea la misma serie que uno XD??)

Hombre, y despues de años y años viendo los mismos peluches en el cuarto, es normal que la "pasion" se apague un poco uwu... (ahi tengo muerto de risa a mi figurita de Riku, la cual hasta hace poco idolatraba cual Buda X'D) pero que ves que ocurre eso?? tu te arruinas comprando una nueva figura a la que adorar, y punto ùwu XDDDDDDDD!! (viva la sociedad materialista-consumista -//7//- XDDDD!!)

Tu no te desanimes, mujer ùwu!! *te da una palmada a lo bestia en la espalda XDDDDDDD*

Neko_Chiaki dijo...

Cierto, uno cambia sin darse cuenta, y no puede volver a ser la persona que fue antes. La ilusion va desapareciendo con el paso del tiempo y es inevitable. Y personalmente, a mi no me agradan los cambios.
espero que te repongas, ya veras.
Me gusta mucho tu blog y tus dibujos.

Tóbal dijo...

Sabes ke los cambios son buenos. Algunos pueden marcarte de por vida y otros simplemente son pasajeros. Yo no puedo evitar sonreir cada vez ke pienso en unos años atras...el cesped, las clases, los nervios antes de un examen y es que es totalmente lógico ya que hace unos años estabamos de unas 8 a 10 horas juntos todos los dias jejeje. Miras entradas, miras escritos ves esa forma de pensar que tenias...todo es diferente. Hacerse mayor? Bueno...es lo que toca. Lo importante es saber tener esa parte de niño y disfrutarla de vez en cuando. Pork siempre tendremos esa parte de niños, siempre estarán los recuerdos aunque en el espejo te veas mayor.

^^ Te kiero mi niña

Sinkim dijo...

Mirian, lo importante es que nunca olvides la niña que fuiste y los sentimientos que tenías en aquella época, todo el mundo madura pero no todos conservan la inocencia e ilusión de su juventud :-)

Sdk0 dijo...

Los cambios no llegan demasiado pronto: nos damos cuenta demasiado tarde.
Es lo que tiene... crecemos, evolucionamos, en ocasiones, incluso, maduramos... pero es un proceso lento y perezoso. Solo nos damos cuenta cuando miramos atrás y nos percatamos de cuánto tiempo hacía que no volviamos la cabeza. Y entonces perdemos de vista los momentos en que algo sucedió, algo que nos llevase a ser como ahora.. que ya no hay vuelta atrás.
No es necesariamente malo. Tampoco es necesariamente bueno. Sencillamente... es.
Y entonces, sólo queda continuar, como siempre hemos hecho, y darnos cuenta de que antes de mirar atrás, avanzábamos sin plantearnos cuánto habíamos cambiado. ¿Por qué darnos cuenta debe cambiar algo?
Sólo haz lo que creas en cada momento. Y si ahora quieres recuperar, algo, hazlo. Y si ya no va ocntigo, no lo hagas. Pero ten claro que si haces lo qeu quieres en cada momento, harás de ti lo que has querido, aunque no fuese lo que esperabas.
Aprécialo; los que hay a tu alrededor te podrán demostrar que sigues siendo maravillosa si tú, abrumada, no consigues verlo.
Y en cualquier caso, desde mi humilde opinión... sigues siendo la niña que eras. Porque sigues queriendo serlo. Porque aún patalea en tu interior.
Tira para alante, que aquí seguimos lo que haga falta.
Un beso, mirian.


(por cierto, con todo... yo también los odio xD)

Anónimo dijo...

Khau *

Bueno .. creo que no tengo nada que decir porque lo que yo pienso ya está reflejado en los comentarios de los demás, pero aún así quiero aportar mi granito de arena.

Creo que simplemente es una nueva etapa .. a todos nos ocurre. Hay cosas que dejan de gustarnos y otras que empiezan a llamarnos más la atención, no por eso tienes que pensar que estás perdiendo a tu niña interior. Esa personita alocada siempre la tendrás dentro. Para ser sinceros a mi también me está ocurriendo. Ya no leo comics tan amenudo ni me paso las tardes viendo animes .. pero de vez en cuando aún cojo alguno de mis tomos y lo releo con una sonrisa en los labios.
Y con respecto a tus amigos pues ... trata de aceptar sus cambios .. por mi parte yo siempre fui la única a la que le gustaban los cómics y mis amigas siempre me han visto con cara rara aunque han tratado de aceptarme tal y como soy.

Simplemente quiero desearte suerte con esta nueva etapa ... y decirte que desde que conocí este blog hace algunos años no hay semana que no me pase por el para ver si hay alguna novedad.

Gracias Miriam por todos los momentos que me haces pasar.

Ánimo

Namastah Beilschmidt dijo...

Creo que últimamente a todos nos ha dado por pensar en lo que hemos cambiado... No hace mucho (como una semana o así) entre en mi antiguo blog como espectadora (perdí la corntraseña y el e-mail hace tiempo U.u) y estuve releyendo las entradas, siempre me hace ilusión leerlas de vez en cuando porque al igual que te pasa a ti, veo la "energía" las ganas de dejar cosas escritas que tenía a mis tiernos 12 añitos, que fue cuando empecé con él... No digo que no siga teniendo la misma energía o más que antes, sólo que era diferente, todo lo veía más "inocente" como corresponde a esa edad... Si comparas las entradas de esa época, con las de ahora, 5 años después hay un cambio... Pero piénsalo por el lado bueno, es bonito que podamos ver el cambio, es bonito tener un sitio dónde ese cambio quedó registrado, un sitio como es un blog personal... A través de las entradas antiguas sabemos como éramos y es divertido...
Bueno, ya nos leeremos :D
Y sigue así con el blog, que sigamos viendo "tus cambios" por muuucho tiempo ;D

Canis dijo...

Sí, entiendo lo que dices, lo de perder el interés en las frikadas que antes te emocionaba ver, o eso que dices de que, si no puedes compartir la "obsesión" con alguien, no significa mucho. He pasado por eso, y realmente si ahora aún siento algo similar a lo que experimentaba antes, flipándome en mi fangirlismo, es precisamente por lo que dices, porque lo comparto con alguien. Si no, por sí mismo, no tendría mucho sentido.

No sé, imagino que forma parte del proceso normal de crecer. Lo que antes se llenaba con ciertas cosas, ahora se llena con otras diferentes. Y no tiene por qué ser malo. Sólo es. Da mucha pena, lo admito, y te preguntas si acaso has perdido esa capacidad de emocionarte. Pero tal vez sólo sea que lo diriges a otras cosas.

O quién sabe, tal vez sólo sea una etapa. Te lo dice una que tiene estados de ánimo cíclicos XD

Lo que sí es cierto es que no debes de angustiarte. No debes temer nada. Si alguna vez vuelves a necesitar ese universo, sabes que estará ahí para ti. Así que concentrate en hacer cosas que te llenen, aunque no sean las que te llenaban antes. Ese mundo en el que vivías no se va a marchar a ninguna parte si acaso algún día quieres volver ^_^

Belsan dijo...

Creo que casi todos lo han dicho ya antes, pero he de repetirlo yo también, básicamente porque es verdad XD: te comprendo perfectamente. Como han dicho otros ya arriba, las cosas se ven diferentes cuando eres adolescente: estás a tope de hormonas, excitado, emocionado, el mundo es totalmente nuevo y todo cuanto descubras es nuevo y especial, y lo vives con la intensidad de la primera vez, ya sea un manga, un personaje de acetato (aún recuerdo aquella entrada tuya sobre Kakashi Hatake XD), una historia de amor, un deseo... Es la inocencia, claro. Sé lo que es añorar esos años y sentir, con una tremenda nostalgia, que ya no volverán.

Sin embargo, coincido con la mayoría de fieles: no es que hayas perdido nada, es sólo que los tiempos han cambiado, y tú también. Uno, obviamente, no puede ser de la misma manera exacta para siempre. El cambio es lo único constante.

Tú, ahora que eres mayor, te tomas las cosas, las ves y las sientes un poco distinto, pero a quién vamos a engañar? Sigues siendo una friki! XD. Y así será siempre, porque como dice Jose, un tigre nunca pierde sus manchas (que no son manchas, si no rayas, pero buén, que no las pierde XD).

Sé lo que es mirarse a una misma y descubrir con pánico que se ha convertido en una adulta sin avisar ni nada. Yo a veces me despierto por la mañana, me miro al espejo y pienso "¿Quién es esa mujer que lleva mi pijama? ¿Y POR QUÉ LLEVA EL PELO TAN LARGO?" Pero, aunque tus aficiones ya no sean tan absorbentes, o ya no enfoques las cosas de la misma manera exactamente, la persona que eres no cambia. Arthur Rimbaud, uno de los poetas malditos del XIX, dejó de escribir poemas siendo aún veinteañero y se largó a explorar África, y nunca más volvió a escribir nada. Si se le preguntaba sobre su época como poeta, decía con desprecio "¡Bah! ¡Cosas de borrachos!". Y sin embargo sus poemas eran una pasada, y lo siguen siendo! Eran poemas de adolescente, pero ese espíritu que le impulsó a escribirlos fue el mismo que le llevó a correr aventuras por el Sáhara. Es decir, que seguía siendo el mismo Rimbaud, aunque su forma de expresarlo fuera distinta. Y tú sigues siendo Miri, por mucho que tus aficiones ya no sean tan absorbentes o que tu emocionalidad haya evolucionado. O diciéndolo en términos botánicos, un ciruelo seguirá siendo un ciruelo ya mida treinta centímetros o tres metros ^^

No tengas miedo! Muchas cosas nuevas estupendas están esperándote, estoy segura. Y seguro que tú sabrás mejor que nadie mantener presente siempre, aunque sea en recuerdo, esa inocencia, ese espíritu, esa capacidad para sorprenderse y deleitarse con las pequeñas cosas que siempre has demostrado, sean lo que sean esas cosas. Esa capacidad te hará muy feliz, así que alégrate!

Sigo estando encantada de que continúes a nuestro lado ;). Besos!

kathy_nkj dijo...

awww D:

Maju_Tleck dijo...

U,u te entiendo, yo tambien he sentido eso e igual me aterra el hecho de que un dia me deje de interesar aquello que he amado desde q tengo memoria y aunq habeces llego a ser egoista u,u solo q mi deseo del anime llega a ser aveces mas fuerte y decido verlo sola, auq es mas porque no quiero dejarlo o,ó me niego a que esa parte de mi desaparesca, pero bueno te deseo lo mejor

Lordtaku dijo...

¿Y no conoces la canción sobre el tema?

http://youtu.be/Lsj0mY13t9s

Si incluso Jam Project hizo una versión:

http://youtu.be/aqgsUAN5k0w

Lo que te pasa es normal, yo hará como unos 7 u 8 años que no juego a rol, desde que estaba en la universidad (entre 2001 y 2005) que prácticamente no dibujo.

Jode, por que jode, pero es lo habitual

Era dijo...

conosco la sensacion, pero las cosas de ese aspecto solo se pierden realmente si se olvidan

me da nostalgia pasar por aqui, yo empese a leerte el 2008, por las tiras y me gustaron tanto las entradas que lei todas las q habia hasta el momento, que nostalgia recordar los viejos tiempos

Nachomon dijo...

Los cambios son inevitabes, pero no se nos prepara para asumirlos. Reconozcamoslo, esta sciedad en que vivimos se basa en una doble lectura, por un lado el principio (falso) de la inmutabilidad y de la seguridad, y por rotro, ese discurso de que los cambios nos ayudan a madurar... ¿en quçé quedamos? Lo único cierto es que los cambios nos provocan desazón e inseguridad, pero a la vez, nos permiten avanzar en direccioones insospechadas. Con el tiempo los aceptas como algo natural, parte de la vida. Yo mismo mainifiesto una dualidad, por un lado, sigo aferrado a las cosas que me han hecho gracia desde crio, y por otra, esas mismas cosas ya no me llenan, pero abandonarlas, cortar los lazos, me daría mucha pena. Y tambien haty cosa sde mi vida que me gustaría cambiar, avanzar en nuevas direcciones, pero el miedo al cambio está ahí, bloqueandome.

ánimo con todo, y seguro que entre cambio y cambio encuentras momentos para ser feliz. Porque eso es la vida, momentos, aunque nos empeñemos en hacerlos durar hasta que pierden todo el sabor.

Por cierto, nos verenos mañana en la cena del Kiku ^^