miércoles, marzo 08, 2006

Casita de detallitos



Siempre suelo decir, y además bastante a menudo o cada vez que veo que alguien necesita escucharlo, que la la gracia de la vida está en los pequeños detalles que suceden y que, a veces, son muy difíciles de ver.

En ocasiones, y sobre todo cuando (por no decir siempre) uno se siente mal, triste, agobiado, con el mundo y sus problemas sobre sus hombros, su mirada se nuebla o desvía, prestando toda la atención en sus dificultades y olvidándose de esos detallitos que saltan y chapotean a nuestro alrededor, intentando llamar nuestra atención, intentando alegrarnos el día.

Y los despreciamos.
Como si no existieran.
En esos momentos de tristeza, tan solo son una molestia.
O bien, inexistentes. Mas, como algunos dicen, no hay existe cosa inexistente, tan solo aquella que no es vista o que aun está por descubrir.

Durante toda mi vida he creído en ello, he intentado prestar toda mi atención en esos detalles, en esos pequeños rasgos de felicidad o alegría que asoman cuando estoy mal o, al menos, no del todo bien.
Me esfuerzo en mirarlos. O bien, en buscarlos.
A veces no los encuentro, y otras veces son demasiado pocos.

Y otras veces, la peores de ellas, no te hacen ningún bien.
O, dicho de otro modo, te son indiferentes. No te alegran. No te animan.

Por alguna razón, notas como si esos detalles ya no fueran contigo.
Ellos siguen ahí. Los ves.
Pero ya no son para ti.

Pues esos detalles, como todo, siguen hacia delante. Se podría decir que caminan.
Y tu puedes seguirlos.
No son rápidos, no huyen de ti. Pero hay veces en donde es imposible seguirlos.

Total y absolutamente imposible.

Porque en algunas ocasiones, a parte de esos detalles que van delante de ti, hay otros que también te acompañaban antes que giran hacia otro lado y siguen el camino en otra dirección, en otro sentido.

Y un tercer grupo de detalles se aleja por tu derecha...

Y un cuarto, por la izquierda...

Y uno se queda en medio, sin saber a cual seguir. Sin saber que dirección tomar... y observa como todos los pequeños grupos de detalles se alejan lentamente.

Y te quedas en el centro.
Sin moverte.
Con temor de perder a unos al seguir a otros, y perder a otros al seguir a los unos.

Y cada vez los ves más lejanos... y esos detalles, al ver que no los sigues, dejan de poder ayudarte con sus pequeños instantes de felicidad, e inevitablemente te dan la espalda.

Porque nadie tiene derecho a retenerlos siempre alrededor suyo. Porque ellos son libres, al igual que tu eres libre de seguirlos o no.

Al final, cuando todos se han alejado definitivamente, te quedas solo en un espacio vacío y blanco, sentado de rodillas y aun en la eterna indecisión de no saber a cual seguir, de no saber que dirección tomar, por conveniencia o por el simple gusto de hacerlo.

Y entonces, cuando te cansas de estar solo, cuando asumes que al final todo se ha marchado y que, como siempre, te has quedado atrás por no saber a qué equipo unirte, decides volver a caminar.

Caminar y caminar.

Hasta volver a encontrar unos nuevos detalles que te puedan hacer sonreír. O bien correr para alcanzar a los que ya se alejaron demasiado mientras tu te quedabas pensando si ir hacia un lugar o hacia otro.

Porque no se puede estar en todos los sitios a la vez.
Porque los detalles no siempre caminan juntos: se dispersan.
Porque siempre hay un momento en el que tienes que decidir.

Y porque no hay casas donde regresar cuando no construiste una lo suficientemente sólida como para albergar a todos esos detalles que amas.

Ellos se escapan.
Salen y cada uno de ellos sigue su rumbo, no siempre acompañado por los demás.

Te obligan a escoger.

Pero yo no se decidir.
Y por eso se me escapan todos.

****

Desearía estar con todo lo que aprecio, pero si lo hago no podré construir una casa solida para poder mantener los detalles que quiero.
Desearía poder construir una casa lo suficientemente grande, sólida y acogedora para poder mantener a esos detalles que tanto amo siempre cerca de mi, pero no todos los detalles desean el mismo tipo de casa para vivir.
Y desearía poder multiplicarme y poder cumplir y estar cerca de todos aquellos que me quieren, pero se que es imposible, pues partir el corazón en muchos cachitos no es más que menguar la atención que toda esa gente se merece.
Tal vez sea mejor olvidarse de las casas y seguir siendo errante...

21 comentarios:

Keirana dijo...

Miripoint?

Keirana dijo...

No todos los detalles se difuminan y acaban por dispersarse peq, hay uniones y esencias que perduran por siempre, de ello estoy bien segura.

Hay detalles que siguen ahí, esperándote. No vayas a perderlos tú sóla por no darte cuenta de que ellos siguen ahí ^___^

W-Shark dijo...

"Y desearía poder multiplicarme y poder cumplir y estar cerca de todos aquellos que me quieren, pero se que es imposible, pues partir el corazón en muchos cachitos no es más que menguar la atención que toda esa gente se merece."

Waaaas me encanta...

En fin, en la mayoria de casos es cierto que no nos percatamos de infinidades de detalles pero creo que eso caracterizan a la persona.
Por lo de que hay que ver dichos detalles, pues si...es bueno, ya que en momentos dificiles pueden convertirse en un soplo de esperanza, pero tampoco hay que buscarlos como dices, ya que como tan bien dices unos llegan y otros van...
Nose quizas piense asi ya que soy un vago de muxo cuidao(pa que ir yo cuando pueden venir ellos...xDDDD)
Pero en fin lo que nunca se debe de hacer es:
"Al final, cuando todos se han alejado definitivamente, te quedas solo en un espacio vacío y blanco, sentado de rodillas y aun en la eterna indecisión de no saber a cual seguir, de no saber que dirección tomar, por conveniencia o por el simple gusto de hacerlo."

Por muy mal que estes, en cuestion moral, o de fuertes responsabilidades debes presentar firmeza y tomar rumbo...puedes equivocarte...claro esta...pero nunca dejes que ese espacio blanco te invada...eso debes evitarlo siempre.

Nus vemos miri ^^

PD:con un trocito de tu corason yo me conformo...y creo que el resto de la gente tambien...ya que aunque sea pequeño...el cariño que desprende es eterno...

hellsamu dijo...

"Al final, cuando todos se han alejado definitivamente, te quedas solo en un espacio vacío y blanco, sentado de rodillas y aun en la eterna indecisión de no saber a cual seguir, de no saber que dirección tomar, por conveniencia o por el simple gusto de hacerlo."

Miri¿no te ha pasado que ha veces has leido algo que no iba contigo y parece que esté escrito para ti? pues eso es lo que me pasa con lo que has escrito...

No se que pasa por tu mente en estos momentos pero quiero que sepas que yo he estado en esas situaciones, pero...si te fijas un poco bastante...hay detallitos ocultos, de esos "entrenados" que se arrastran por el suelo con sus trajes de camuflajes y que son casi imperceptibles al ojo humano...hay que entrenarse mucho para poder verlos, pero , a veces, tienes suerte y pisas alguno por error y entonces te das cuenta de que existen... con esto quiero decir que a veces los detalles te están rodeando en esa soledad...

"Y desearía poder multiplicarme y poder cumplir y estar cerca de todos aquellos que me quieren, pero se que es imposible, pues partir el corazón en muchos cachitos no es más que menguar la atención que toda esa gente se merece."

DIOS!!!me encanta este parrafo...no tengo palabras para definir lo que siento al leerlo...da gusto leerte.
un saludo!

Fëadraug dijo...

Tal y como dice Kei, hay detalles que no desaparecen y que siguen ahí.

A pesar de ello, me siento bastante identificado con buena parte de lo que has escrito. El párrafo de dividir el corazón en muchos pedazos y que eso significa prestar menos atención a los demás me ha calado hondo. De todos modos, con un corazón tan grande siempre habrá sitio para muchas personas a las que dedicarles todo el tiempo que puedas.

Yo a veces también me he sentido como que no puedo estar en todos sitios a la vez ni que todo consigue alegrarme. Pero ya he dicho que, como apunta Kei, hay detalles que no se difuminan, que siguen ahí y que no puedes perderlos de vista. Más que nada, porque no se largan, no huyen... se sienten parte de ti y debes apreciar esos detalles.
Los pequeños detalles de la vida no hay que buscarlos, porque ellos vienen y van y los que se quedan, se quedan; y los que se van, se van. Así es la vida, pero siempre, y como decían los Python, hay que ver "el lado luminoso de la vida". Precisamente esa canción (Always look on the bright side of life) me anima cuando estoy de bajón... no es la panacea, pero ayuda a ver las cosas de mejor manera y también a ver esos pequeños detalles que están ahí, sin que tengas que salir a buscarlos.

Como he dicho, me siento identificado con buena parte del texto, pero recuerda... Always look on the bright side of life.

Guges dijo...

la vida se compone de pequeños detalles, y si sabes apreciarlos seras feliz, no te preocupes por olvidarte de algunos porque siempre estaran ahi, y seguro que si que te acuerdas de otros que si que te haran feliz :3

"Y desearía poder multiplicarme y poder cumplir y estar cerca de todos aquellos que me quieren" me pido un Miriclon!!!

El Jose dijo...

Sic transit gloria mundi.

Si alguna vez te decides por hacer la casa, que sepas que ya tienes lampista. (A precio de coste y los mejores acabados del Camp de Tarragona, para qué nos vamos a engañar con falsa modestia...). Aún no he perdido el pulso con la Roflame, ni pienso hacerlo. Y cuando me vaya, te quedarán unas cañerías de cobre que dará gusto verlas. (Ahora está más de moda el polietileno, pero queda to feo)

Con esta soplapollez quiero decir que si bien las personas se van, los hechos permanecen. Cada hecho te deja una muesca en forma de recuerdo, o te cambia un poquillo... y eso es lo que al final te alegra.

Mira si no una tontería como es por ejemplo seguir un blog. Puedes visitarlo y soltar paridas a diario sin que cambie tu entorno inmediato, y la mayoria de blogs tienen una media de duración de un año o año y pico, hasta que las circunstancias llevan al autor o autora a decir hasta aquí hemos llegao. El dia que ocurra con Gothic Paranoid, que ocurrirá, yo seré "más viejo y quizá algo más sabio" si me se permite el frikitopicazo. Habré reido, habré pensado, me habré desahogado, habré dibujado una tira de Aprendiendo de Mustang, y todo eso no pasará de largo... será un poco yo mimmo mismamente, no sé si me explico.

Y todo eso, ¡caramba! no puede ser malo...

Guges dijo...

Miri, te tengo que envier unos llaveritos, ¿uso la direccion de la ultima vez o prefieres otra?

PD Test
Ichigo
Kon
el capitan shinigami con cara de suneo y pelo blanco

elfo oscuro dijo...

Que decir que no hayan dicho ya?

Tal vez que tu y tus escritos y monigotes poedeis ser el detalle que le alegra el dia a algun amig@? Y que eso es algo que te debería animar?

Mirian_Deed dijo...

claro que me anima... el problema es que veo que los detalles y las personas de las que provienen se dispersan, y yo no me muevo hacia ningún lado, pues quisiera estar en todos.

En fin... siempre puedo construir una casa aquí donde estoy y lo mismo alguien se cruza por ahí.
O, como digo, dejar de perder el tiempo em casas y caminar en busca de... algo O_o

Guges, que no me mandes nada, caray! XD
test? que test?

Guges dijo...

tranquila, si me han llegado 4 y solo me interesaba uno, si no es molestia ninguna mujer

el test era para que eligieras modelo

Mirian_Deed dijo...

ah, pues no se... Ichigo? ^^U

arigatô, pero en serio que no hace falta

Guges dijo...

ok ok te decides si va a elche o a santa pola y ichigo va para alla (yo me he quedado con Abarai renji bwaahahah)

si alguien mas esta interesado en los dos que quedan que avise

Mirian_Deed dijo...

jo... ¿por qué siempre al final no se habla del tema del post?
si es queee... ^^U

Ozanu dijo...

Pues sí, yo he tenido que elegir varias veces, pero los detallitos no se van, incluso cuando las personas se alejan intencionadamente de ti, o al revés, pues permanecen en uno. No obstante, una vida de detallitos puede ser triste si se transforma en una nostalgia que lo protege de la sensación de soledad. Por ello, hay que seguir obteniendo nuevos detalles, o ser todo lo amable que se pueda con los que hay alrededor.
Me he contagiado del relato...

Noe_Izumi dijo...

Es mu cierto ^_^ aunque a mi es por temporadas, de repente los viejos detalles vuelven y como este o muy euforica o muy triste, ese pequeño detalle que sea me hace soltar lagrimita XD

Guges dijo...

"jo... ¿por qué siempre al final no se habla del tema del post?" jum es que si los offtopic los dejamos siempre en el chatter eso pilla un ritmo altisimo y el comentario desaparece antes de que lo leas......

PD: elige sitio y me paso por correos a la tarde

Mirian_Deed dijo...

pues, por favor, prefiero que uses el chatter. Hay un historial, asi que no hay problema.

Noe, a mi también me viene y va... es que hace unas semanas le ha dao por quedarse y joroba... :_)

Argos dijo...

Me ha gustado tanto este post que lo he guardado en un .doc. Tranquila, no lo haré mío, pero sí que defines perfectamente lo que yo he llegado a pensar, sentir y no he sabido expresar.

Cuando era niño solía ver todos esos detalles, en todas partes. Desgraciadamente al final la vida te estafa, o sientes que te ha estafado. Quizás te estafas a tí mismo, pero el caso es que dejas de ver esos detalles o, como bien dices, supongo que acabas ignorándolos. Cada vez cuesta más sonreir por nada. Estás solo de pie en un sitio vacío, rodeado de nada, aunque estés rodeado de lo de siempre.

Saludos de alguien que tampoco supo elegir (y perdona por la paranoia xD).

Mirian_Deed dijo...

Gracias, me halagas ^^

pero recuerda que, en realidad, los detalles no desaparecen nunca: simplemente son reemplazados por otros.
Con tal de que no te quedes parado, seguro que te encuentras con nuevos.. o eso es lo que yo quiero creer :)

SBL dijo...

la verdad nadie me conoce y llego bien tarde, pero es un blog abierto, y pues... me colo.

los detalles son cosas importates en la vida, pero hay que tener presente que nada es lo que parese, y si de pronto parese que os detalles sean ido, y luchas por buscar nuevos, que no lograr encontrar, pues no hay que entristeserze, aunque sea poco comun hay algunos detalles que regresan, sin que los busquqes, sin que los llames, a veses incluso sin qeu los recuerden, pero ellos vienen a ti por que no te an olvidado.

bueno, ese es mi comentario no creo ser gran aporte, pero lo que han escrito, pues llega bastante, y qeuria hacer acto de presencia y comprencion